Búsqueda personalizada

miércoles, 6 de mayo de 2009

Los escrúpulos de la SGAE



Más bien habría que hablar de la falta de escrúpulos de esta máquina de hacer dinero para sus 90.000 socios. Porque los de Teddy Bautista una vez más han dado muestra de lo mal que se pueden hacer las cosas. Desde luego, eso sí, a eficiencia no hay quien les gane. Y ¿qué es lo que han hecho esta vez? Pues cobrar el 10% de los beneficios de un festival benéfico destinado a recaudar fondos para un niño aquejado de una enfermedad muy grave. Lo más cojonudo es que el propio Bisbal accedió a participar sin cobrar un duro,

Ante la repercusión que tal actitud ha tenido en los medios, la SGAE no rectifica ni pide disculpas, si no que dona la cantidad que previamente se había embolsado. Devolverla hubiera sido reconocer una vileza, donarlo es demostrar la benevolencia de un ente que se ramifica como un cáncer sin que la sociedad pueda hacer nada. Todos somos ladrones para esta gente.

Aunque no sé de qué nos escandalizamos ahora cuando al año se celebran entre 600 y 800 actos benéficos que religiosamente ayudan a llenar los bolsillos de estos 90.000 señores. No estoy ni mucho menos en contra de los derechos de autor. Estoy en contra de una manera de gestionarlos que a mi parecer resulta poco equitativa, abusiva e injusta. Una vez más, vergonzoso.

Iba a poner al inicio del post, a modo de adorno, el logotipo de la SGAE pero temiendo que pueda generar algún tipo de royaltie he preferido poner un tema de Mozart de la que ellos no se llevan ni un duro.

Ponteloscascos colabora con AI